Ves al contingut principal

No soy supersticiosa porqué me da buena suerte.

Había una vez una niña que no le importaba que se le cruzara un gato negro, ya que la cada vez que una situación típica de mala suerte le pasaba, a ella le daba buena suerte.
Lo había comprobado un día que pasó por debajo de una escalera en medio de la calle, ese día le regalaron la Play Station sus padres de sorpresa.
Desde entonces decidió hacer al revés todas las situaciones que a todo el mundo le traen según la superstición mala suerte.
Así desde que escogió el número 13 para su camiseta en el equipo de voleibol en su colegio destacó y cada vez marcaba más puntos, hasta llegar a ser la capitana.
Decidió también siempre tener el paraguas abierto en casa, ya que desde el mismo día que lo comenzó a hacer empezó a sacar muy buenas notas en clase.
Se levantaba cada mañana con el pie izquierdo, ya que eso le aseguraba que entre los cromos que compraba cada mañana no le salieran ninguno repetido.
Los lunes eran su día preferido porqué hacían su serie preferida en la televisión y su madre hacía de desayunar crepes con mermelada, que le encantaban.
Cada vez que se le cruzaba un gato negro sus padres de sorpresa le daban un extra de su paga y así se compraba un juego nuevo para su videoconsola.
Y así con todas las cosas un domingo aburrida decidió que ese lunes siguiente sería diferente y seguiría las normas de la supuesta superstición de la mala suerte.
Así se levantó con el pie derecho. Su madre no preparó crepes porqué tenía hora con el médico. Se fue a la escuela, llovía, y cuando llegó cerró el paraguas, como todo el mundo. Los cromos que compró salieron todos repetidos. Esquivó de camino a clase a un gato negro, pero se tropezó y se hizo daño en el pie, y no pudo entrenar con el equipo de voleibol, y se quedaría sin jugar el sábado. Rodeó una escalera que había en el patio de la escuela en la hora del recreo y cuando volvió a clase le dijeron que había suspendido el examen de matemáticas. Al salir del colegio quiso abrir el paraguas pero estaba estropeado el mecanismo por tenerlo siempre abierto, se había oxidado.
Se estaba mojando de camino a casa, cuando apareció una chica que vivía en su barrio y le dijo que si quería ir debajo de su paraguas. Ella accedió. Resultó que aquella vecina iba un a un curso superior y le dijo que le ayudaría a recuperar las "mates". También sucedió que a ella le faltaban todos los cromos que le habían salido repetidos, y se los cambiaría por aquellos que le faltaban. Así que le invitó a merendar y descubrió que le gustaban los mismos juegos de la "Play" que a ella.
Así que no hay mal que por bien no venga y sorprendentemente encontró una nueva amiga.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

el amor en tiempos de frikis

*frases de frikis:
"Se me ha caido la ceniza del cigarro en el vino"
" Sangre de unicornio, he ido esta mañana de caza y mira...luego dirán que no existen!"
"- Tu problema es que siempre le das la razón a los gilipollas
- Tienes razón ...."
"Un minuto de ruido por los vivos. Un minuto de eclosión wagneriana por lo corpóreo. Por lo que todavía se rompe e inhala del Mundo."
...entran al metro... está lleno... el vagón... ahora ya no me dará miedo escribir la palabra solo sabiendo que va sin acento... se miran de mi y se ríen... con esa sonrisa rara que comparten los frikis expertos en informática... de sistemas... miran ligeramente para un lado se intentan tapar la boca intentando evitar salpicar con la saliva producto de tener en su día aparatos en los dientes... 
uno mira al otro con ojos de deseo y cariño... 
lo veo a través de las gafas de su compañero el cuál tengo muy cerca... este sonríe a su vez de manera similar... después de escuchar l…

sentirse gorda feminista

me ha costado escribir el título de este escrito...

¿has dejado de lavarte los dientes algún día? seguro que tienes 3 minutos libres cada día...

pero si no te los lavas seguramente es porque no estás feliz...

*si te lavas los dientes eres feliz...
(este es el truco)

sin prisas...

Un hombre le dijo a Buda:
- Yo quiero felicidad.
Y Buda le respondió:
- Si dejas de lado el "yo" y el "quiero" ya la tienes.

hoy es un milagro, cada día lo es... cada detalle es milagroso...

Cuesta verse fuera del standard de belleza que la sociedad y que tú misma te impones... el no conseguirlo puede aminorar tu autoestima e incluso tu valía profesional... por darle vueltas al "qué pensaran"... cuando en realidad poca gente desgasta su energía en pensar sobre eso referente a otras personas... lo gastamos en nosotras mismas... y si comes lo que te apetece y no comes nada del otro mundo... puede que ganes unos quilos... y si eso supone lo que tu piensas sobre ciertas personas..…

divagando en el instante presente

nada como que te dejen de lado... nada como que pasen de ti... nada como que te hagan el vacío... nada de lo que creas que te hagan va dirigido a ti... sino que a ellas mismas... se odian tanto que se refleja su odio un poco cerca de ti... si pasas por ahí... y así toda la vida...

yo no dejo de lado y ayudo siempre que puedo... pero nunca recibo el mismo trato... quizás la gente esté acostumbrada siempre a joder y vivir jodiendo a los demás... creo en seguir mi manera de hacerlo lo mejor que pueda siempre y pensar en todo el mundo... no solo en mi...e intentar mejorar... a veces igualmente sueño cosas que me sacan de donde estoy...
sueño en otros sitios... no se qué hago aquí... en una cama ajena ... en la que apenas quepo... he descubierto un nuevo dolor... se llama ciática... esconderse el llanto... ante tu verdugo... ya no me hace más víctima.... si no se puede detener la pena... sale por algún sitio... la falsa ilusión de hacer por hacer que hace que mueran los días como días no…