el último día del año

El último día del año es mañana.
No significa nada, porque en cada lugar del mundo el año empieza otro día, otro mes o no empieza ni acaba nunca.
Todo el mundo aquí el último día se despide de ti diciendo: ¡Hasta el año que viene!¡No nos veremos hasta el próximo año!

Haces. No haces nada. Vives.
Tengo ganas de fumar, espero a que se vaya todo el mundo, no me gusta fumar, pero ya es una necesidad. Intento disfrutarlo, pero a veces me fumo tan rápido el cigarro que no me doy cuenta y ya lo he terminado.
A nadie le importamos el resto de personas.
Somos independientes, unidades sueltas, a las que unen intereses más o menos honrados.
Se acabó el romanticismo el siglo pasado.
El ocho es un número redondo, siempre lo dice la gente.
Éste año será el de los negocios, según los chinos, aunque para ellos estamos por el año 4.000 o así.
El año del cerdo se acabará en febrero.
Mi amiga quiere escribir.
Siempre que queremos algo, muchas mujeres nos invadimos de dudas, nos aferramos a las cuestiones que nos alejan de ése deseo, por si nos daña, muchas veces vemos laberintos de complejos antes de llegar a la posibilidad de creer que podamos llegar a tener eso que deseamos.
Hay gente que daña lo que quiere, lo estropea, no lo cuida, no lo riega cada dos días, hay gente que mata aquello que ama; temiendo que lo que ama le maté.
Puede ser que no quede tiempo para verte éste año, o lo que quede de él.
El año empezó sin ti y acabará sin ti?
Nadie lo sabe, nisiquiera tu.
Si no sabes lo que te hará más feliz a ti, por lo menos haz algo que sepas que le va a hacer feliz a alguien.
Tienes que apostar por ti.

A veces hago cosas que no se.
A veces no se expresar lo que siento, y me llena de impotencia no poder explicarlo, explicartelo.
Tampoco se si te interesa, creo que si, pero no lo se siempre a ciéncia cierta.

Mis amigas están todas un poco desesperanzadas por una cosa o por otra, éste año ha traido amor a mis amigas más cercanas, pero no comprensión, pero no trabajo decente, pero no pisos y compañeros decentes.
La gente no se da cuenta que se pierde lo mejor de las personas, con ese desprecio innato a los asuntos de los demás.

Éste año espero que todo el mundo tenga nuevas ilusiones y que se les hagan realidad.

La vida son circulos, quizás, pero todo son conceptos que intentan explicar nuestra existencia, cuando puede que no tenga sea nada más, que vivir consista nada más y nada menos que en vivir la vida, existir y nada más.
Quizás todos nuestros sueños, todo aquello que creemos conseguir en nuestra vida no tenga nada de valor, nada más que para nuestra cuotidianidad.
Y todo depende de como te levantes cada día, de si te sientes mejor o no tanto, y si estás capacitada de una sutil sensibilidad para captar mejor todas las sensaciones que te envuelven.
La vida es vivir, nada empieza y nada se acaba del todo, creo yo, símplemente cambia... y a veces incluso nos cuesta cambiar, por comodidad, por tranquilidad, ¿Qué es mejor aburrirse o perder el control?
Hay miles de colores entre el blanco y el negro, miles de matizes.
Está claro que tu vida será lo que tu quieras, que no hay persona más feliz que aquella que quiera ser feliz.
El único enemigo tuyo eres tu misma.
Siempre hay que ver que todo puede ser mejor, pero también peor.
Siempre hay que arriesgar, pero sin perder todo aquello que te hace sentir bien.
Hay que apostar por una misma, y por nuestras ilusiones, que son las que nos hacen sentir el sentido de la vida un poco más tangible.
Nada empieza ni nada se acaba.

Espero que a todo el mundo le vaya mejor el año que viene que éste.

Aunque sea todo una farsa.
Cada día es igual, pero más viejo.

Dejar de fumar.
Que te escuchen, escuchar.
Decir las cosas buenas que piensas a la gente que quieres.
Defenderte.
Saber decir que no.
Saber ganar.
Tener ilusiones reales.
Que se cumplan todos los sueños.

Feliz año nuevo 2008!

Lutxana art*
301207

Comentaris