Vés al contingut principal

¿Y ahora qué?

Entro en la estación de tren y compro el billete, lo pico y bajo al andén.
Una mujer se sienta a mi lado en el banco de metal, lleva un carrito de bebé sin bebé.
Enciendo un cigarro y fumo.
Miro la gente que se va acumulando en la estación.
Escucho la radio.
Llega el tren, y subo al vagón. Me siento en un asiento libre mirando en la dirección de la marcha y junto a la ventana derecha.
Se sientan frente a mi y junto a mi tres mujeres de unos sesenta años repeinadas que van a la feria de belleza que se hace hoy en Barcelona.
Prefiero no escucharlas y sino intentando oir la radio.
Otro atentado.
Otro día.
Otra vez el sol me invade a través de la ventana del tren.
Tranquilidad.
Dibujo en la libreta mujeres con alas.
Recuerdo el día de ayer, cuando estabamos tumbadas a la luz del sol, sobre la pequeña montaña.
El sol caía sobre la piel de mis manos... y rebotaban de ellas miles de salpicaduras de cristales de colores.
Las piedras rebotaban según sus características morfológicas y el impulso de nuestro lanzamiento.
He llegado a la estación de St Andreu Arenal y he andado hasta mi trabajo.
Creo que he tardado prácticamente lo mismo que tardo en ir con la moto.
La luz del día era vibrante.
Escuchando canciones emocionantes...
¿Te has emocionado escuchando esa canción ésta mañana mientras desayunabamos?
He soñado con escribir una poesía ésta noche.
He llegado a mi mesa de trabajo, a mi ordenador, y no ha parado de llamar gente hasta la hora de comer.
He ido a comer con algunos de mis compañeros de trabajo.
Luego he ido a mi casa en bici a buscar la moto.
He tardado prácticamente lo mismo que tardo en ir en moto.
He recordado aquellos dias en los que siempre iba a todos lados en mi bici.
He pensado que me gustaría ir algún día a pasear contigo en bici por donde sea.
Tranquilidad.
He llegado a mi casa y la luz intentaba colarse por donde sea...
mi gato ha venido corriendo desde donde quiera que estuviera...
Espacios intactos desde el sábado a las 14h, que fue cuando salí de casa.
Silencio y luz suave...
Hoy una amiga del colegio me ha agragado en el facebook y he hablado con ella... ella ya tiene 30. Me ha alegrado.
Ésta tarde podía ser de todo menos tarde.
No dejes para mañana lo que podrías hacer ésta noche.
La rueda de energía.
La unión a base de individualidades colectivas.
Realidad, cuarta dimensión.
Quizás sea cierto, quizás tenga miedo a la soledad.
Pero me gusta estar sola, navegando por Internet, sobre la bici por Barcelona, sobre las nubes por mis sueños...
Te imagino en tu cama durmiendo la siesta, relajada, en silencio, tranquila...

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

el amor en tiempos de frikis

*frases de frikis:
"Se me ha caido la ceniza del cigarro en el vino"
" Sangre de unicornio, he ido esta mañana de caza y mira...luego dirán que no existen!"
"- Tu problema es que siempre le das la razón a los gilipollas
- Tienes razón ...."
"Un minuto de ruido por los vivos. Un minuto de eclosión wagneriana por lo corpóreo. Por lo que todavía se rompe e inhala del Mundo."
...entran al metro... está lleno... el vagón... ahora ya no me dará miedo escribir la palabra solo sabiendo que va sin acento... se miran de mi y se ríen... con esa sonrisa rara que comparten los frikis expertos en informática... de sistemas... miran ligeramente para un lado se intentan tapar la boca intentando evitar salpicar con la saliva producto de tener en su día aparatos en los dientes... 
uno mira al otro con ojos de deseo y cariño... 
lo veo a través de las gafas de su compañero el cuál tengo muy cerca... este sonríe a su vez de manera similar... después de escuchar l…

sentirse gorda feminista

me ha costado escribir el título de este escrito...

¿has dejado de lavarte los dientes algún día? seguro que tienes 3 minutos libres cada día...

pero si no te los lavas seguramente es porque no estás feliz...

*si te lavas los dientes eres feliz...
(este es el truco)

sin prisas...

Un hombre le dijo a Buda:
- Yo quiero felicidad.
Y Buda le respondió:
- Si dejas de lado el "yo" y el "quiero" ya la tienes.

hoy es un milagro, cada día lo es... cada detalle es milagroso...

Cuesta verse fuera del standard de belleza que la sociedad y que tú misma te impones... el no conseguirlo puede aminorar tu autoestima e incluso tu valía profesional... por darle vueltas al "qué pensaran"... cuando en realidad poca gente desgasta su energía en pensar sobre eso referente a otras personas... lo gastamos en nosotras mismas... y si comes lo que te apetece y no comes nada del otro mundo... puede que ganes unos quilos... y si eso supone lo que tu piensas sobre ciertas personas..…

humildemente prefiero jugar

nadie puede vivir solo en este mundo... (dice un señor en una terraza de un bar...)tengo un agujero en el zapato...
me recuerda a un cómic que leí de Mortadelo y Filemón explicando para niños/as "la historia del dinero"......salía un hombre con un zapato con un agujero... tenía dinero... pero los zapatos valían más de lo que tenía...
entonces el hombre encontraba trabajo y tenía más dinero aún, iba a la tienda y el zapato también era más caro... total que se quedaba sin zapato...entonces explicaba el cuento que si el hombre hubiera metido su dinero en el banco podría haber pedido un pequeño préstamo para comprarlos... y así tendría el dinero y los zapatos...en ese momento...la cosa está en que ahora las cosas tienden a bajar de precio... algunas no... como la mayoría de inmuebles... o el oro, o el petróleo... que pueden bajar pero suelen volver a subir... según las reservar y la demanda y la oferta que haya...lo demás adquiere valor según los valores emocionales que aporte y…