21.10.16

cambiando la hora

he cambiado de camino un poco o quizás me he dejado llevar por la inercia hasta llegar al trabajo... no he cargado el móvil pensando que no me haría falta tener batería... ya que hemos quedado a las 8 donde siempre... como todos los viernes de este otoño...

ahora vuelvo al kaduxe... solamente a por una birra... y la opción de ir al Wc... la gente se impone... y baila sin contar con lo que tu aportas... sin valorar tus necesidades... ni cualidades...

al final pongo a cargar el móvil... me fumo el tabaco que queda y espero en silencio lo que deseaba que fuera una noche de viernes romántica...
tranquila... al uso... sin extridencias... humilde...simple... llena de sonrisas... como antes... o como nunca...

a mi lado un señor calvo en una situación similar a la mia, parece... es como cuando estás en un meeting point y ves como cada persona que espera recibe antes o después su visita... su persona esperada... sea para lo que sea... y tu sigues mirando... esperando nada...

has encontrado a Wally... quizás ahora es más fácil... a mucha gente le asombra enseguida lo nuevo y deshecha lo pasado y viejo... aunque sea reciente...en realidad...

nada más y nada menos...

sigo esperando...

está todo decorado de halloween ya... la castañera ha puesto su tiendecita en la esquina de la calle Aribau con Gran via... ha hecho frío esta mediodía... tanto que se me ponían los pelos de punta en el balcón de fumar... en ese balcón aveces me da por pensar en saltar...
y me retiro de la baranda de cemento... que aunque esté igualmente muy cerca... parece que convertirse en trampolín...

sigo con mocos y estornudando...
pero parece que pronto estará todo fuera...

el sentimiento es poder eliminar la sensación de hastío de mi vida... a veces despierto como iluminada... la mayoría de días... pero con el paso de las horas se apaga la luz...

creo espectativas que no debería...
pienso ideas para los demás que no merecen...
en vez de pensarlas para mi...

esa ha sido siempre mi punta débil... pensar antes y demasiado en los demás... pero como siempre afirmo me gusta compartir y creer en las personas... aunque cada día se haga antes de noche... sobretodo a fin de mes que habrá el cambio de hora... el invierno está llegando... y parece que el frío tardará en llegar...

pero yo tengo frío al oír a las personas pensar y sobretodo actuar en el sí...ensimismadas... quizás yo también peque de eso y también puede que cambiando la hora me habitúe mejor al frío humano que nos rodea... a los símbolos de dólar reflejados en los ojos de la gente... a la indiferencia ante las penurias ajenas... y el postureo que no se creen ni ellos... eso no te salvará...
de la hoguera...
eso no vale la pena....