16.3.15

mis teorías

“Cuando mi sufrimiento se incrementó, pronto me di cuenta de que había dos maneras con las que podía responder a la situación: reaccionar con amargura o transformar el sufrimiento en una fuerza creativa. Elegí esta última.” MARTIN LUTHER KING

Mi teoría es la espiral...
la creatividad une a las personas, y las hace libres... de sus miedos, preocupaciones, y problemas y los convierte en sentido... total vital y humano...


no puedes amar más a alguien que a tu hermana, la persona con la que has convivido más momentos mágicos de tu vida... con la que no hace falta decir ni media palabra para entenderse....
y defenderse mútuamente, o atacarse mejor que nadie, porque conoce más y mejor que nadie tus puntos fuertes y débiles... el amor más profundo que siento... 

y así mismo, ni el tiempo, ni el espacio... ni las palabras son suficientes para expresar este sentimiento que siento... por los ojos que me vinieron a ver...

vuelas con alas...
dibujar un arcoiris de luna... deseo y espero... crearlo en tu piel alguna noche venidera...
espero, y a veces desespero...
porque de este dragón no puedes escapar, ni quieres, te puedes resistir todo lo que te apetezca...
horas, días, años...
puedes regirar el mundo...
y seguro...
que volverás...
crear es creer, y creo cada minuto más y más profundamente... en este sentimiento que nace y se revuelca en si mismo cada amanecer...

resuena en mi corazón... resuena en todo el universo...
las estrellas se alinean... llega la introversión... nada puede ser más cierto...
nada más intenso, nada más fuerte... nada más...
porque la nada, nuestra nada, nunca existe...

y ante la cascada volveremos...
y quizás el abismo de nuestras vidas se inunde porfín...
y la mariposa más bella del mundo surja de entre las aguas que fluyen y erosionan delicadamente cada una de las rocas... que nos unieron...

el arquitecto perfecto... realizó el edificio ideal en forma y función... rascando los cielos...
leo en una revista... y me vienen imágenes de futuro... parece que he estado allí en un tiempo junto a ti... de tu mano... tu te agachas a oler las flores del césped de ese parque americano... y te elevas sutilmente y mis brazos te rodean... la cintura... tras de ti... y siento esa sensación tan intensa como la vida misma aleteando en un solo instante... como el olor de esa flor... inmensa...
y podría besarte, de nuevo, donde fuera... a la orilla del mar... de mi mar... donde esperé a que volvieses...

donde el ángel y el humor... se revolcaron... mientras huías donde quieras huir...
mientras queden días y tiempo...
mientras queden olas en el mar...
y me salpiquen al acercarme y queres saber a qué sabe el agua de mar...

y al final tendré donde elegir, dice mi mano...
y las líneas que la otra noche leía aquella que me despertó a la verdadera realidad de la magia del amor verdadero... de no dejar nunca de luchar por lo que amas con toda tu alma...
cada ser ha de vivir sus momentos y sus historias para encontrarse adecuadamente...
así me he resistido al caos...
porque me encanta el caos...
el gran absurdo...
y dicen sus palabras, que ahora, después de haber conseguido todo aquello que me he propuesto, después de subir y bajar montañas, te encontré una noche debajo del 69 rojo gigante...
y nuestras miradas supieron en ese instante lo que nadie puede saber...
y sigue...
el hilo rojo... rodando por toda la ciudad, cuando sólo tendría que...
cruzar el río, una vez más...
y mirar la mar de refilón...
y acertar, esta vez, donde dejar la moto... con la luz adecuada, con algo para desayunar...
mientras...
espero que abras...
tu puerta...

*https://www.youtube.com/watch?v=W3lUYyrVBzs