2.6.14

la vida es para vivirla

no tienes la culpa de no tener toda la información, cada decisión es la más adecuada en cada momento, la tuya y la de todas las personas...
ella no tenía toda mi información...
tampoco parece interesarle tenerla...
una semana después...

Todas las personas somos tan parecidas, tan al límite, que da mucho que pensar.

Le robas un gintonic a un borracho dormido.
(Antes los borrachos te daban miedo, ahora son tus amigos / as...

Una rosa...
me quejaba que me faltó aquel día, y ayer de alguna manera llegó a mi...
una forma diferente...

La gente siente envidia porque no valora todo el esfuerzo que ha necesitado aquella persona para conseguir lo que tiene y es envidiado.

Poliamor, pruebas...
mentalidades diferentes...
quiero algo diferente, abierto y libre, nada convencional...

el apego...

no me ofende nada, es la falta de información...
realmente sí, eso si, me importan las cosas...
y escribir no me sirve de absolutamente nada,
como no sirve nada de la vida, ni para aprender ni para sufrir....
y menos aquí, donde siempre me corto de soltarlo todo a bocajarro...
quiero ser sutil, tener estilo...

*la vida es para vivirla...
esa es mi idea...

(y no sería nada justo definir lo de ayer...
la gente estaba sonriente y todo fluyó de una manera sana...
está quien tiene que estar en cualquier momento cuando tiene que ser de esa manera y sólo hay que saber disfrutar de todo de la mejor manera posible...
a cada paso que damos somos más viejas y experimentamos nuevas fórmulas que sin duda nos alimentan los sueños, que tras fracaso y fracaso, dicho así porque no se me ocurre otra palabra mejor, aprendes a disfrutar mejor el momento presente que es lo único que vale... y respirar y volver a mirar al cielo a ver hacia donde van esta vez los aviones... prohibido mirar hacia atrás de nuevo... dice mi chakra corazón, roto, insolente y que quizás sea cierto y la gente vea como un bello caballo ágil y miedoso, pero que en realidad ese miedo, que a veces paraliza, también sirve de algo, de hacer y deshacer...
de rodar y dejarse llevar... y discurrir...

la noche se alarga y surge el recuerdo de la noche de aquel año, la del trivial para disminuidos...
mientras ella ve fantasmas...
le pido que se case conmigo cruzando la calle Aribau...
sería ideal en la Torre Eiffel...
pero el momento no es dónde sino cuándo...
el mejor, sin duda, tú la viuda...
sin anillo ni nada...
dice que hay tensión sexual no resuelta...
¿quién sería yo en L Word?

las mujeres barbudas nos rodean debajo del verdadero arco del amor...
y ella prefiere bailarme el agua...
y reprimir el deseo, la pasión y la locura...
el caos engendra el caos...
tampoco habría defendido mi honor al 100%...
he perdido las llaves?
con el llavero de corazón de Nueva Zelanda...

y yo veo sólo sombras del ayer... en el reflejo de tus bailes...
entre el suelo y el cielo hay algo...
para recordar de nuevo...
la carta de la naturaleza para mi ahora es la del amor...
la de dar, sin esperar absolutamente nada...
la de mirar y hacer sonreír a quién tenga la delicadeza de desear ver conmigo la realidad que nos absorbe en nuevos versos, que den de nuevo sentido a las mismas palabras de siempre...