26.2.13

lunes de ceniza


No me gusta sacar el ordenador portátil en el tren, por que la gente hace cara de gilipollas mirando sus pantallas, como si lo que miraran fuera super importante para la humanidad..
no me gustaría que nadie pensara eso de mi...

Tienes la mirada super profunda, seguro que siempre está pensando en algo súper interesante...

Un piropo, súper piropo...
Le tendría que haber invitado a un chupito o algo...

Ahora amanece más temprano...
pero como llego más tarde lo veo más despierto, al día y al sol...
está bien la música que me grabó...
música moderna, de hoy en día, casi toda en inglés...

en el tren no hay internet...
entonces no te crea otra que consumir o crear....

no hay nada peor que una conversación entre dos parejas heteros, y peor aún si son de esas que cuentan las cosas más tontas como si fueran lo más, y además lo hagan delante de la cara de la otra pareja un lunes a las 8 de la mañana esperando el tren para ir a trabajar...

ella no se acordaba de conducir... y su madre le dió una colleja,
el llegó el viernes a casa y no tenía ganas de hacer nada...
se tuvo que quedar con su padre, he supuesto que está enfermo de alhzeimer, por que no se puede duchar solo...
se puso a jugar a videojuegos y le absorvieron hasta el domingo...
tanto que su padre fue al lavabo y se resbaló y cayó y no se enteró...

no soporto los sonidos tubulares de la gente comiendo en el tren...

se ha sentado uno cerca que se come un bocadillo...

pero bueno, tengo buena música de Amanda Mair.... y puedo escribir...

tiene un piso genial, en el centro, muy iluminado, muy grande, modernista...

el tener es poder, parece... incluso en aquellas personas que menos esperas...
ahí reside la fuerza y la flaqueza...
en mi mirada reside únicamente la búsqueda de la chispa...
la de sentir más allá de la propia identidad y la necesidad interior...
la de vibrar con cada detalle de tu existencia...

la luz del sol ahora mismo me da en la espalda....
ilumina las casas que veo desde la ventana del tren...
va bastante rápido...
los pinos y sus pinares,
el que come bocata y se limpia las migas, suele pasar...

los edificios construidos como nichos para que la gente duerma después del trabajo...
yo no podría permitirme el lujo de vivir en un piso de lujo, cuando hay gente durmiendo en la calle y en los cajeros...
ya me duele tener el piso para mi sola, cuando hay gente sin piso...
pero la última experiencia ha sido desagradable... finalmente...
con la música a otra parte...

las chicas jóvenes de las dicotecas, ahora tienen unos 23, 24 25 años...
ahora me parecen pocos años...
pero cuando salí del armario, a los 20 para mi eran súper grandes...
cuando bajé por primera vez las escaleras del aire...
con mis aires... y look de Matrix...
pantalones de cuero...
botas...
gabardina de piel...
toda de negro,
pelo negro...
corto...
*
genial...


ella era del pueblo de al lado...
tenía 23 parecía super mayor...
yo 20...
buff...
era super joven para ella...
a ella le atraía una de 30...
que trabajaba en la radio de un pueblo de mar...
y era como una super estrella...
y a veces le dedicaba canciones de Mecano o de Amaral...
decía...
le engatusó su poder...
que fuera alguien venerado en su grupo...
porque era bastante fea...
su poder adquisitivo...
ya que su camisa de florecillas dejaba mucho que desear...

luego me explicó que ella no podría estar con una chica que no tuviese título universitario...

(continuará...