13.5.12

y me beso

Hoy estoy enpanada. Descubro, ya ubicada en mi escaño del metro, que he
cogido los auriculares, el agua y la vida. Me bebo. 

He logrado subirme al último tren que llega de manera óptima a passeig de gràcia para hacer el transbordo a los ferrocarriles de plaça catalunya. Lástima que en el móvil no haya corrector, vuelvo a oler el riesgo, sin red, de nuevo. 


No tienen padre. Madre solter de gemelos. Niño y niña. No tienen ŀos nombres. Mejor no repetir nombres de familiares decía Jodorowsky. 
Mejor originales si tienen un apellido común, pero si tienen entonces un apellido peculiar, entonces irá bien un nombre común, para no llamar excesivamemte la atención. 
Bárbara Lozano o Laura Larrazaga.
Este tren parece que vaya más rápido. Sólo me quedan dos paradas. Qué privilegio poder escribir en el metro, en directo.
Recuerdo cuando tuve que transcribir todas mis poesias de juventud a
ordenador, vaya faena, por la cantidad y por tener que entender mi
letra manuscrita, de noches de vuelta. Llegamos al destino. Y me beso.



7512