20.7.09

Mujeres

LAS MUJERES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES.

Éste verano está de moda el color rosa. Los libros de Stieg Larsson, las canciones de La Bien Querida, y los viajes económicos al pueblo de tu família o ir a Formentera.
Está de moda, dejar de ir a sitios concurridos; no están de moda los chats, las discotecas llenas de drogadictos, las playas abarrotadas, las medusas, las algas,
las sirenas con tetas operadas.
Están de moda las marineras tatuadas, las piratas, las salvages, las adolescentes atontadas en medio de la calzada de la Diagonal una noche de verano.

Los coches con extrangeros que llevan rollos de papel de Water en el salpicadero y se paran en el semáforo para dispararte con una pistola hecha con las manos.

Quizás es demasiado tarde, como siempre, pero hoy he aprendido cosas nuevas e importantes para mi.
A veces la vida y tu mente no te dejan respirar, pensar, sentir y ver las cosas tal como son.
A veces una misma se mutila, se destruye, se anula, se diluye en imaginacioes, ideas y pesadillas llenas de dolor.
Hoy he vuelto a aprender que al menos, el dolor, sirve para aprender, para despertar.
Quizás es demasiado tarde, como siempre, como ya he dicho, porque el tiempo pasa, y ya tengo 30 años.
Quizás fue la luna llena, o me vuelvo loca, de vez en cuando.

El dolor te hace aprender, aprehender... te abre la mente, cuando dejas que se detenga.

Estabas haciendote la dormida, dulcemente, ésta mañana... he ido a despedirme, a acariciarte, tu piel... tu cuerpo, siempre tan caliente, térmico, me encanta...
te he dado unos cuantos besos, quería abrazarte... pero me has engañado, he creído que de verdad... dormías... y te he dejado ahí.... qué rábia, tenerme que ir...

Hoy escuché una canción que decía algo parecido, a lo que venía pensando...

Hoy he encontrado una canción que llevaba mucho tiempo buscando...
http://www.youtube.com/watch?v=idCQQKr8Bso

Hoy he tardado una hora y media en volver a casa...

Hoy he hecho una siesta de dos o tres horas...

Hoy he visto las fotos de Formentera...

Hoy estoy feliz.

Ayer fuimos a ver la peli de Milenium, y me gustó... una chica tan valiente...
un hombre, también valiente; unas situaciones desagradables, de dolor, que provocan una reacción muy inteligente en la protagonista... el dolor hace pensar, hace tener tenacidad, decisión ante la indecisión... lágrimas quizás... pero ardor, te refuerza...
sabes que la gente se cansa, antes o después.... y luego, carambola...
pero no a todo el mundo le sale bien... claro...

El sábado fui a ver Eonagata.... una mujer, que tuvo que hacer ver que era un hombre, hasta que la descubrieron.... para poder sobrevivir...espectacular puesta en escena... vestuario, iluminación, música,... detalles, minimalismo escénico....
hambre de glória... cuerpos... deslizandose entre el sonido etéreo sobre el vaivén de la luz... destellos... vaporizantes....
desasosiego... en la lucha externa e interna de cada ser en busca de su identidad...
una genial obra de danza potente... que deleita al instante y deslumbra con el tiempo entre recuerdos que revolotean en la mente... de aquel o aquella afortunada visionaria... que haya tenido el placer de degustarla...
después de un helado belga extrísimo... de chocolate con queso de cabra y queso de burgos con arandanos... o de mango ...

Momentos intensos.
Para siempre.

Me encanta sentirte tras mi espalda en la moto, allá donde vamos...por las Barcelonas, las Formenteras... o donde sea... que fuere...
Me rodeas suavemente y a veces fuerte, fuerte....

Me encanta ver como te vas y como vuelves.... me encanta besarte, cuando menos te lo esperas,... o cuando más lo esperas...
Me encanta ver como duermes... como dormías tranquila en el barco de regreso...
la luz diluida en tu rostro... y en tus cabellos revueltos...
relajante silencio, calma y concierto....

Me encanta despertarme de la siesta y escuchar tu voz al otro lado del teléfono...
es como si siguiera soñando...
y como dicen por ahí, es mejor tener sueños elevados, que no tener sueños.

Grácias, mil millones de grácias por todos los momentos. Por todos.