9.4.08

AÍ VOY!

Encontrar la felicidad en uno mismo es difícil, pero encontrar la felicidad en otras personas es imposible.
Frases que pasarán a la historia, como nuestra historia, como tu y como yo, como todas.
El día despierta húmedo, hay una nueva chica en la oficina, se encarga de la sección de moda.
Las pocas gotas que quedan en mi piel, se secan.
A través de la ventana sólo veo coches que pasan, sin detenerse jamás.
La estación de tren, la mejor estación, una estación de paso, a la que nadie se apea.
Una calle sin salida.
Un bosque quemado.
Un río seco.
Unos ojos cerrados.
Una boca en silencio.
Unas manos quietas.
Conocerse, empezar hoy a hacerlo todo de nuevo, y bien, como hasta ahora, pero con otra forma, la forma del amor.
Hacer las cosas con amor.
Sin represión, ni malos entendidos.
Preparo mi próximo viaje, el que haré en cuanto pueda, aquel que quise hacer antes, durante y después.
Hoy me he puesto unas gotas del perfume de la verdad, el pañuelo palestino, y a correr hasta el final de la ciudad; o el principio.
Espero la hora de ir a hacer el café, el cigarro.
El silencio reina en este lugar.
Calma, calma, calma.
Te has ido.
Y yo también me he ido.
Después de todo, no hay vuelta atrás.
No soporto el engaño, la hipocresía, la frialdad y el egoísmo.
Seguiré, como sigo, como he seguido, mejorada, perfeccionada.
La vida va y viene y no se detiene.