26.1.08

mis lunes al sol

Ya es hora de aprender.
De saber que es lo que hay.
La distancia es el olvido.
No se nada más que los demás, ni lo quiero saber.
Sólo quiero pintar.
Pinto lo que me sale, lo que expreso, las mil y una ideas que vuelan en mi cada instante.
Podemos llegar a pensar 5 cosas a la vez.
La única verdad, pienso, luego existo; pero hay muchos entes vivientes que no piensan y existen igual.
La misma calle, el mismo color rojo de las flores de la rotonda renacentista, aquella que me vio esperar todas las horas del año que se va, con todo lo que trajo, tu regreso a mis brazos.
No puedo evitar sentir en el alma que nunca más notaré la fragilidad de tu piel sobre mi piel. Que nunca más te estremecerás sobre mi, sobre mis labios, sobre mis sueños.
Lo mejor es la seguridad de saber lo que se desea, lo que ilusiona.
Ahora parece que me quieren cerrar el círculo, todo empieza y todo acaba, pero yo me obstino a que no sea así.
No puedo imaginar el futuro sin ti.
Pero no creas, lo intento a rabiar.
La pareja perfecta.
Eres para mi, dice la canción y mi corazón.
All you need is love, me gritaba una camiseta pintada a mano la noche anterior, un día de primavera, cuando la luz del sol todabía me cegaba.
Quiero volver a sentir el sol cegando mis ojos, mientras camino.
Te veo venir, con el pelo largo, morena, como te conocí, con una americana ceñida negra, y una rosa roja en tu mano. Tu flor, mi flor. Me abrazas y me besas con ardor, me dices que me amas, que me quieras. Ese el último sueño que recuerdo.
Te vas, dices que estás bien.
Yo lo intento, aunque quiera no puedo permitirme perder el tiempo.
Necesito velocidad.
No quiero reprimirme a nada, quiero soltarme la melena, aunque luego me pueda arrepentir.
Quiero quedar con mi amigo Jose, pero parece ocupado, parecía que siempre estaría, pero en el fondo creo, que todo el mundo si te quiere es que quiere algo de ti.
¿Qué puedo ofrecer yo?
Llámame cuando quieras, si necesitas lo que sea, cuando quieras de verdad hablar y escuchar, no solo hablar.
Últimamente noto como la mayoría de gente que me envuelve me reclama en sus peores circunstancias, cuando están bien, se olvidan.
De alguna manera siento que todo el mundo quiere recargarse sus pilas conmigo. Las personas que han pasado por mi vida, siempre estaban en momentos de debilidad, y cuando están mejor, yo ya soy imprescindible.
Perdí, me robaron, la libreta de la oportunidad, una última oportunidad.
La nueva libreta está que arde y se titula: será lo que tu quieras.
Las imagenes de ti y de mi, me arañan el alma.
Quiero seguir, no quiero volver a empezar.
No creo en los círculos de la vida, creo en las aptitudes de las personas, que puede que consciente o inconscientemente te utilizan en sus momentos de bajón, de soledad, y luego echan el vuelo, con sus heridas curadas.
Yo me quedo en mi estación de tren, esperando el tren, sentada en el último vagón que tantas veces me lleva de regreso a tus labios.
Llevo mucho tiempo pensando que tu que yo, que las dos, ...
que no te ilusionas...
nunca has querido ir conmigo de excursión, ni siquiera para que sea la última vez, nunca he visto un esfuerzo por querer estar conmigo, no reconocía en ti las ganas de verme, de tenerme, de pensar en un futuro juntas, ... siempre habías dado la partida por perdida...
y yo por esperar, por aguantar, por sentir...
Todos los momentos en los que me imaginaba que lo más cerca que deseabas estar de mi era a cien kilometros...
no he percibido tu amor,... salvo en los momentos de descontrol... en los que tu no puedes atarte a la nada...
Ahora quiero caminar el mismo camino, el mío.
¿Porqué no pintas cuadros así?
Pensé que quizás tenías razón, quizás todo lo que he hecho es una mierda, no vale nada, pero ayer una mujer me dijo que lo bueno de mi estilo es que es diferente a todo lo demás. Que no cambie.
Quiero seguir trabajando, para llegar algún día a expresar todo lo que me arde dentro.
Y evidentemento deseo que alguien valore mis obras, y mi persona.
A veces he pensado, que de una o de otra forma al final, todo sale bien.
Pero he visto a mi alrededor muchas personas fracasar en su vida, y así ser devorados por la tristeza.
Quiero triunfar.
Todo lo que tengo, estoy orgullosa, es lo mejor.
No quiero reprimir nada en mi, ni deseos, ni emociones, ni controlar nada de mi mente y mi cuerpo.
Pero no quiero ser lo que piensan los demás que evidentemente tengo que ser.
No quiero ser una perdida, en busca de nada, no quiero dar ejemplo de estar cada día con una diferente, nunca lo he sido y nunca lo seré.
Ahora estoy tranquila en mi casa.Sola. No me pierdo nada.
Tu seguirás buscando por donde sea, por donde me encontraste a mi, aquello que quizás perdiste algún día en una esquina, en un bar.
Me hubiera gustado que hubieras estado orgullosa de estar conmigo, de quererme, que se lo hubieras dicho a todo el mundo, que no pudieras aguantar no soltarlo... que no te diera vergüenza tener fotos mías, conmigo en tu web, que me escribieras cosas románticas, que me vineras a buscar al trabajo por sorpresa... que me regalaras una flor...cualquier día...
que me besaras derrepente en cualquier sitio, sin miedo...
que me dieras siempre la mano...
que me dijeras lo que piensas...
que pensaras en mi...
que me soñaras compartir tu vida conmigo...
Ahora te marchas de mi, y yo quiero marcharme de ti, para poder olvidarte, no quiero tener que odiarte...


260108
jud
*cancion: lápiz y tinta, Manolo García.