Vés al contingut principal

La sociedad secreta.

Si vas por la calle, la gente no te va a dar nada, ya puedes pedir que aquí nadie regala nada.
Sin embargo, hay algo inverosímil pero cierto que ocurre entre las personas que pertenecen a la sociedad secreta de los fumadores de tabaco. Es como una hermandad preestablecida, se miran y se conocen, comparten una debilidad conceptual y física.
Fuman.
Aquí si pides cualquier cosa que se te ocurra a alguien que ni se te ocurra pensar que te va a dar nada, pero si pides un cigarro pues si te lo dará cualquier otro de los numerosos miembros de ésta susodicha sociedad del humo.
Tener fuego siempre es útil, cualquier persona interesante puede pedírtelo en cualquier momento del día.
Si le pides un cigarro a un fumador, puede que se lo piense, según su grado de generosidad, pero puede que se sienta identificado contigo y te compadezca, pensará que a él o ella también le pasó lo mismo, un día o un rato sin tabaco, y se volvía loco/a.
Así que te da uno.
Las miradas cómplices de los fumadores cuando salen a disfrutar de unas caladas entre horas de trabajo, en entreguiño de sus ojos, rellenando sus pulmones de dióxido puro y todo lo demás. Las venas se oscurecen y sientes ese cosquilleo por todo el cuerpo, medio mareo que te consterna unos cuantos segundos, y te relaja antes de volver a empezar.
Incluso una vez me ha llegado a pasar que estando en la tienda no tenía mechero y le pedí a la primera chica que pasó fumando, ésta se preocupó mucho de mi porque estaba allí, desamparada y sin mechero, y me dio el suyo. Se ocupó de mí.
Yo me quedé muy sorprendida por su generosidad.
No todos los días la gente te da cosas.
Hay que compartir no competir.

El principito se encuentra con un mercader que vende píldoras que quitan la sed.
El principito le pregunta para qué sirve no tener sed.
El mercader le dice que si cada día gasta 15 minutos en ir a la fuente a buscar agua para poder beber, después de una semana son muchos minutos. Son 105 minutos.
El principito pregunta que para qué quiere 105 minutos libres, y el mercader le contesta que para lo que quiera.
El principito dice que si el tuviera 105 minutos libres los aprovecharía para ir tranquilamente paseando hasta una fuente y beber agua fresca.

Si en vez de competir compartiéramos, si en vez de ser tú y yo fuéramos nosotras/os.
Ésta sociedad separa, pero la solución está en unirse para sobrevivir.

Relájate un sonríe y disfruta de cada cosa que hagas cada día.

¿Qué harías con 56.820 euros cada día, que si no los gastas durante ese día desaparecen?
¿Qué harías con 563820 minutos de tu vida cada día si desaparecen al acabarlo?

Lo que más te apetezca en cada momento y si no sabes qué hacer, al menos haz algo que sepas que a alguien puede hacerle feliz.

Intenta sonreír cada día, unas cuantas veces, si no se te ocurre nada puedes buscar algo en Google.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

escribir para disfrutar

la aplicación móvil para escribir en Blogger ha cambiado y ahora no puedo reeditar contenido guardado en "borrador", solamente publicarlo... Así se me quitan un poco las ganas de escribir a gusto aquí... siempre me gusta releer y modificar lo escrito antes de darle al "ok".... no se lo que significa que te acompañen o que te esperen.... no se que es que me vean marchar... hasta dónde.... hasta cuándo.....
¿por qué escribir aquí?
No es por ningún objetivo, ya que eso supondría condenarme a los deseos de mi ego; quizás será por un propósito vital que me acerca un poco más a mi alma... seguir enganchada a una pantalla después de 9 horas produciendo en digital... también echa para atrás...
desaparecen los blogs personales y auténticos... mucha gente ha abandonado sus blogs... y da pena... estamos muy ocupadas parece...
escribir por y para mi... ese es el propósito del alma... para entenderme un poco mejor... escribir para disfrutar... muchos escriben sobre lo que temen…

el amor en tiempos de frikis

*frases de frikis:
"Se me ha caido la ceniza del cigarro en el vino"
" Sangre de unicornio, he ido esta mañana de caza y mira...luego dirán que no existen!"
"- Tu problema es que siempre le das la razón a los gilipollas
- Tienes razón ...."
"Un minuto de ruido por los vivos. Un minuto de eclosión wagneriana por lo corpóreo. Por lo que todavía se rompe e inhala del Mundo."
...entran al metro... está lleno... el vagón... ahora ya no me dará miedo escribir la palabra solo sabiendo que va sin acento... se miran de mi y se ríen... con esa sonrisa rara que comparten los frikis expertos en informática... de sistemas... miran ligeramente para un lado se intentan tapar la boca intentando evitar salpicar con la saliva producto de tener en su día aparatos en los dientes... 
uno mira al otro con ojos de deseo y cariño... 
lo veo a través de las gafas de su compañero el cuál tengo muy cerca... este sonríe a su vez de manera similar... después de escuchar l…

sentirse gorda feminista

me ha costado escribir el título de este escrito...

¿has dejado de lavarte los dientes algún día? seguro que tienes 3 minutos libres cada día...

pero si no te los lavas seguramente es porque no estás feliz...

*si te lavas los dientes eres feliz...
(este es el truco)

sin prisas...

Un hombre le dijo a Buda:
- Yo quiero felicidad.
Y Buda le respondió:
- Si dejas de lado el "yo" y el "quiero" ya la tienes.

hoy es un milagro, cada día lo es... cada detalle es milagroso...

Cuesta verse fuera del standard de belleza que la sociedad y que tú misma te impones... el no conseguirlo puede aminorar tu autoestima e incluso tu valía profesional... por darle vueltas al "qué pensaran"... cuando en realidad poca gente desgasta su energía en pensar sobre eso referente a otras personas... lo gastamos en nosotras mismas... y si comes lo que te apetece y no comes nada del otro mundo... puede que ganes unos quilos... y si eso supone lo que tu piensas sobre ciertas personas..…