Ves al contingut principal
Salimos de casa y cogemos el primer taxi que pasa por la calle.
Sin plan, con el mismo plan de siempre de ir y ver que pasa.
Puertas abiertas a la misma ciudad sobre la que cae el mismo cielo.
El taxista pregunta el destino y le indico que vamos a la calle Aribau 81, esquina con Mallorca, al nuevo local de chicas para hacer la primera copa "Dejavu", de una de las concursantes de Gran Hermano, que por cierto nunca hace acto de presencia.
Llegamos a la discoteca renombrada por mi sagaz amiga como "Dejabugo", como nuestro típico jamón, ya que suelen poner música española y alegre en general.
El portero me enseñó el libro que decía que leía en su puesto de trabajo, La interpretación de los sueños II de Freud. Fue un tanto sensacional ver que aquel ser condenado a la espera pudiera aprovechar el tiempo en tan enigmática lectura. También condicionó una subliminal sonrisa en mis labios al pensar que esa podía ser una más de las señales del destino. Me adentré con mi amiga en el bar aconsejándole al consumido lector que era mejor la teoría de Edipo a mi parecer, ya que me parecía algo absurdo que todos los sueños estén relacionados de alguna u otra forma con el sexo. Pero al fin y al cabo puede ser sorprendente que el señor Freud se adelantara tanto a los acontecimientos de ésta nueva y cocalizada sociedad, en la que puede que lo que antes hacíamos por amor ahora lo hagamos por dinero. Hay que dejar de consumir por capricho y acumular la menos basura posible, ese es mi deseo para el 2007.
No cambiaría jamás mi universo informal, donde crecen las semillas de lo absurdo y lo genial. Sólo asusta escuchar los relojes en la oscuridad.
Dentro del local empezamos a beber aprovechando el dos por uno que ofrecen en las primeras horas de la noche, esperando a que aparezca alguien con quien no dormir.
Mirando la barra y a través del espejo veo entrar mujeres ensimismadas, peripuestas y tan vergonzosas como nosotras. Los ojos no se abren por temor a compartir la soledad.
Tiempo al tiempo.
Día 25. Navidad. Sutilezas de grandezas electrizan el lugar.
Los ojos itinerantes surcan la oscuridad en busca de miradas perdidas en algún lugar.
La existencia sin sentido dentro del orden establecido. Las personas se las lleva el viento y la casualidad.
Allí en el bar del Dejavú, intentado interpretar mis sueños, acomplejada por intentar encontrar un sentimiento parecido al que surge en la relación de las personas que tienen la suerte de encontrar alguien con quien compartir su vida.
No seré yo quien contradiga al destino, porqué más de una vez lo he pretendido, pero no lo he conseguido, si tiene que ser así, así será.
Cuando empieza el contacto, se deciden por cambiar de bar. Tras los tequilas que tocan por celebrar la navidad ausente de la amistad, viene el momento de correr tras la necesidad de embaucar el corazón con otro montón más de inertes impresiones que crean magia verde y gris que se disipará. La muerte en vida de el afecto que no puede ser, aunque será. Eso pensamos todas. Por pensar que solo es un juego y acabar tirada en el suelo. El miedo al cielo. Reprimirme ya no es una opción.
La mujer que intenta entender el mundo y su hipocresía, sabiendo de antemano, que todo tiene un único hilo conductor, el placer sexual.
El otro lugar es otra novedad en la ciudad "Kiut" se llama el local en la calle Consell de cent esquina con Balmes, se recrea un ambiente exclusivo para chicas, con mil espejos y mil reflejos, buena música house y camareras siempre atentas con su sonrisa angelical.
Allí bailamos lo que pongan y bebemos lo que nos quepa. Continua el intercambio de miradas con las chicas que también cambiaron de local y comienzan las nuevas con aquellas que nos revisan al entrar. Mucha chica mona pero ninguna sola, parece ser.
La vergüenza se apodera de nosotras hasta que el alcohol de los whiskys acelera el contacto. Que si saludas a aquella que le diste el e-mail y no te ha agregado al Messenger porqué estaba muy ocupada, y mientras te giras a buscar un cigarrillo la ves intentando besar a su amiga, pues me giro yo también dos veces y beso a la que espera sentada. Resulta ser que las mujeres de Barcelona deciden marcharse cansadas de ver siempre las mismas caras, en los mismos lugares, y resulta que las mujeres de otros lugares se deciden por venir a ésta ciudad por lo mismo, y así sucede que no coinciden.
Camino hacia mi casa como hace tres noches vengo repitiendo. Tu y tu coche en la Diagonal. Yo y mi existencia en la calle que lleva a mi cama.
Analizar tanto el contexto vital no creo que sea lo más saludable, pero es lo que me queda de ti ésta noche, es lo que hay.
Ver que todo sigue igual. Que la escalera por la que se caen los sueños y rompen en mil pedacitos, sigue en el aire. Y el cielo esperará.
Al final me gustará esperar. Un poco de amor señor, sopa de amor camarera, que me muero. Orgullo y prejuicio.
Final de año en una nueva discoteca "Whip" en calle Méjico 7, cerca de plaza España.
Todas en el podium con el amenizado cotillón, copa y cigarrillo en mano, suena una canción que repica en los tímpanos y delata el corazón frustrado.
Qué más dará, si tu sientes y yo siento en éste preciso momento.
Tu tienes aquello que no tengo, yo tengo lo que te falta. Pero no es el momento, y sobran las palabras.
Desconozco qué y quién me espera, quien me busca, quien me acecha. Desconozco todo menos la soledad, mi armadura celestial contra el mar de ausencia de amores.
No quiero desprenderme de ésta sensatez que de pronto ha invadido mi corazón.
No quiero deshacerme de ti, ni dañarte, ni olvidarte. Solo quiero caminar tranquila, darte un poco de cariño que endulce tu partida.
Resultó que caí de nuevo en esos labios suaves de navidad, esos besos eran miel satinada, que esa ternura era especial y confinaron mi saber y consciencia a seguir en sus redes durante el resto de la velada.
Y resulta un nuevo año, recopilando que en España se han casado 2.550 parejas de homosexuales en el año 2006. La mayoría de chicos. Pero resulta que es mayor el número de parejas lesbianas las que deciden adoptar.
Casuística. Inspirar de nuevo otra revolución. El tiempo ajeno de nadie, sin poder elegir, te marca la identidad, la conducta inevitable, ignorando nuestra voluntad, se impone la desilusión. A fuerza de vivir se aprende a resistir.

* canciones que se pueden escuchar leyendo esto:

HABLAME - BAMBINO - CANCIONES DEL AMOR PROHIBIDO
PRICE OF LOVE - CLIENT
WHY DOES MY HEART FEEL SO BAD - MOBY
POR LA BOCA VIVE EL PEZ - FITO &FITIPALDIS
CENDRILLION - INDOCHINE

10/01/2007

webs links
www.whip.es
wwww.dejavubarcelona.com
dejavubarcelona@hotmail.com infoline:635369687

PUBLICADO EN REVISTA "COSMOLATINA" CALIFORNA, LOS ANGELES, EEUU. FEBRERO 2007.

JUDITH DIAZ GARCES
LUTXANA ART
lutxana@hotmail.com

Comentaris

lidanzuiai ha dit…
Make a lot of information, more than 5000 dollars a week making please visit my blog

Entrades populars d'aquest blog

sentirse gorda feminista

me ha costado escribir el título de este escrito...

¿has dejado de lavarte los dientes algún día? seguro que tienes 3 minutos libres cada día...

pero si no te los lavas seguramente es porque no estás feliz...

*si te lavas los dientes eres feliz...
(este es el truco)

sin prisas...

Un hombre le dijo a Buda:
- Yo quiero felicidad.
Y Buda le respondió:
- Si dejas de lado el "yo" y el "quiero" ya la tienes.

hoy es un milagro, cada día lo es... cada detalle es milagroso...

Cuesta verse fuera del standard de belleza que la sociedad y que tú misma te impones... el no conseguirlo puede aminorar tu autoestima e incluso tu valía profesional... por darle vueltas al "qué pensaran"... cuando en realidad poca gente desgasta su energía en pensar sobre eso referente a otras personas... lo gastamos en nosotras mismas... y si comes lo que te apetece y no comes nada del otro mundo... puede que ganes unos quilos... y si eso supone lo que tu piensas sobre ciertas personas..…

divagando en el instante presente

nada como que te dejen de lado... nada como que pasen de ti... nada como que te hagan el vacío... nada de lo que creas que te hagan va dirigido a ti... sino que a ellas mismas... se odian tanto que se refleja su odio un poco cerca de ti... si pasas por ahí... y así toda la vida...

yo no dejo de lado y ayudo siempre que puedo... pero nunca recibo el mismo trato... quizás la gente esté acostumbrada siempre a joder y vivir jodiendo a los demás... creo en seguir mi manera de hacerlo lo mejor que pueda siempre y pensar en todo el mundo... no solo en mi...e intentar mejorar... a veces igualmente sueño cosas que me sacan de donde estoy...
sueño en otros sitios... no se qué hago aquí... en una cama ajena ... en la que apenas quepo... he descubierto un nuevo dolor... se llama ciática... esconderse el llanto... ante tu verdugo... ya no me hace más víctima.... si no se puede detener la pena... sale por algún sitio... la falsa ilusión de hacer por hacer que hace que mueran los días como días no…

de camino al hospital

Haré un "escape room" en dónde deberás evitar que otra gente te venda su "escape room". En realidad será meterte en una caja de cartón y llorar hasta que pase la tormenta.  Solo100€/hora.
De camino al hospital es uno de los peores títulos para un escrito que he escrito.
Suena tan mal que seguramente obtendrá menos lecturas que otro escrito cualquiera.
Podría ir en bus, pero no se hasta donde llegan... no se en qué lugar me dejaría... tomo el camino más seguro aunque tarde más...
quizás en el fondo no quiero llegar... Siempre que te invitan a un plan, sea el que sea, la mente se imagina un poco el "cómo será"...
siempre en relación a otras vivencias similares... sabiendo que nunca acertarás... en según que casos me gusta adivinar detalles del futuro... me reconforta... pero en este caso no quiero adivinar nada... Está enferma... muy mal... la han llevado a una habitación individual para que la familia esté sola... es joven... ronda los 70 años... los últ…