Ves al contingut principal

Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: 2006

Salimos de casa y cogemos el primer taxi

Salimos de casa y cogemos el primer taxi que pasa por la calle Aragón esquina Cartagena, que siempre es un peligro. Sin plan, con el mismo plan de ir y ver que pasa.
Puertas abiertas a la misma ciudad sobre la que cae el cielo, para seguir como un día cualquiera, las calles mojadas, y esperando que te acuestes a mi lado. No me puedo asomar a mi ventana porqué es triste y gris, por ella entra el sol, pero nada más.
El taxista pregunta el destino y yo le indico que vamos a la calle Aribau 81, esquina con Mallorca, al nuevo local de chicas para hacer la primera copa "Dejavu", de una de las concursantes de Gran Hermano, que por cierto nunca hace acto de presencia.
Queriendo hacer una gracia le digo al taxista comienza un intenso diálogo:
- ¿Dónde se dirigen ustedes?- pregunta el taxista.
- A la calle Aribau con Mallorca, contesto estupefacta por la respetuosa forma en segunda persona con la que nos trata el caballero.
- Sí al fondo a la derecha, como los lavabos, añado queriendo hacer…

Colarse en el metro adelgaza.

Colarse en el metro adelgaza.

Sí, me lo dijo mi amiga Laia, que su novia le precisó que si iba de Barcelona a Terrassa sin billete válido, con una T-10 del área metropolitana de sólo Barcelona, pues que le cogía como una ansiedad angustiosa, le arrebataba la adrenalina, y al salir del tren viendo como se había escabullido de los picadores de billetes por un vagón, pues tenía un tipo de sensación espitosa de no parar y acelerarse hasta ponerse tan estupenda como las ardillas de Edimburgo que vienen a comer de tu mano en los bancos depositados a lo largo y ancho de sus interminables parques de césped y árboles.
Correr no te sacia, el orgasmo en esos momentos no es exactamente lo que te pide el cuerpo, no tienes hambre, pero podrías luchar contra los titanes de Gea.
Yo cada día me cuelo en el metro, paso por debajo de los torniquetes, o los salto, o si tengo suerte lanzo el bolso por las vallas de salida y desbloqueo el imán que las protege de salvajes usurpadores. La que ordena la música …

Porqué la vida es tan cruel

Porqué la vida es tan cruel, porqué juega con nuestros corazones, los tira, les escupe, los pisotea y los remata de dolor encolerizado.
La rabia intensa de la impotencia ante problemas que no puedes arreglar, en el trono de todos los errores que has cometido. En el trono de las mentiras que te has creído y que te hacen parecer imbécil siempre.
Patrañas y falacias de bocas infames, heridas salvajes a ras de piel.
Cuando todo parece en calma, cuando luce el sol por la mañana, el frío no te acecha por la espalda, cuando aun quedan restos de democracia vital, cuando las sonrisas florecen por doquier en la selva de la ciudad humeante.
Balbucean mis entrañas de recelo y desconsuelo por no encontrar una vía de escape a esta emboscada existencial.
Son las crías de tus errores, que no puedes remediar. Retumban en tu cabeza las situaciones del ayer, que pudiste corregir, que pudiste enderezar.
Una alegría como caída del cielo te provoca una tímida sonrisa, y tu brincando de una sutil sensación de ale…

Érase una noche ardiente

Érase una noche ardiente, de un año cambiante, de un día expectante, de una vida errante.
La existencia dispuesta a sorprender y el destino a reírse una vez más de la ingenuidad de la fragilidad.
Una rosa de un día extraño, tras encuentros vacíos, silencios extenuantes, insidia y esperas comunes.
Momentos de emoción.
Una canción, el deseo de oír sonar algo que haga vibrar el corazón.
Las jinetas negras del Apocalipsis lésbico de la ciudad de amor y odio llena.
Sombras y cuerpos candentes, condescendientes, absortos y vehementes.
Qué querrá de mi la existencia, que me trae tantas flores, cuando siembro hierba.
Qué querrás de mi río erosionar, para que salga hiedra.
Sólo el instante sempiterno, la paz y la paciencia. Yo ardiendo en el fuego eterno y tu bailando en la hoguera. Las lobas aullando a una luna desierta, mis venas tiritando de impaciencia. No seré yo quien desate mis bridas y desboque mi yegua.
Si es el viento, brisa marina, que enneblina las calles de calor de otoño, de vaho sudoroso …

No he dejado de escribir

No he dejado de escribir. Después de tantos años sigo divagando entre las palabras que describan mejor mis sentimientos que no entiendo ni yo, y sobretodo las sensaciones e impresiones que me causan las miradas curvilíneas y ajenas de las mujeres que me acechan o me desechan.No quiero dibujarte porque sé que me dará mala suerte, pero acabo haciéndote en el respaldo de una silla o rememorando tu corbata de rayas entre camisas blancas, sin poder evitarlo. Porqué estás y no estás. Nunca se tiene bastante con lo que se tiene, aunque no sea nada, y nunca haya sido nada, la ambición vive en mi.No necesito más palabras sin final, quiero contar hasta tres, y que hagas "chas" y aparezcas a mi lado. No estoy tan desesperada, la serenidad se cierne sobre mí. Repetir tu nombre sin miedo, por si retumbase en toda la ciudad, como si no fuera un poco mío.Tantos sentimientos en tan poco tiempo, en tanta espera. No quiero volver a esperar, tampoco quiero que me esperen.No me gusta esperar, p…

Las ilusiones impacientes. El club de las amargadas.

Dicen algunas de mis ex compañeras sentimentales que existe un club de las amargadas. En el estamos invitadas como miembros de honor, todas aquellas damas lesbianas que nos enamoramos de otras damas y no somos correspondidas.
Ésta no correspondencia se suele suministrar de diferentes formas, con ausencias, excusas, falta de consideración, sexo con terceras personas, etc.; que al fin y al cabo requiebran el alma en ruinas que nos dejan las insulsas desagradecidas, y nosotras "las amargadas", nos regocijamos en nuestro propio dolor; somos especialistas en surtirnos de manera taciturna y obsesiva el padecimiento. Somos las impacientes, mujeres no desesperadas, pero si necesitadas de sentirnos queridas.
Mujeres desafortunadas en el amor, ya que encontramos siempre mariposas de colores bonitos, que ellas siempre prefieren seguir su camino y echar a volar por alguna carencia fuera del control o sin posibilidad de solución.
Otro sábado común despierta al compás de la radio despertador…

No soy supersticiosa porqué me da buena suerte.

Había una vez una niña que no le importaba que se le cruzara un gato negro, ya que la cada vez que una situación típica de mala suerte le pasaba, a ella le daba buena suerte.
Lo había comprobado un día que pasó por debajo de una escalera en medio de la calle, ese día le regalaron la Play Station sus padres de sorpresa.
Desde entonces decidió hacer al revés todas las situaciones que a todo el mundo le traen según la superstición mala suerte.
Así desde que escogió el número 13 para su camiseta en el equipo de voleibol en su colegio destacó y cada vez marcaba más puntos, hasta llegar a ser la capitana.
Decidió también siempre tener el paraguas abierto en casa, ya que desde el mismo día que lo comenzó a hacer empezó a sacar muy buenas notas en clase.
Se levantaba cada mañana con el pie izquierdo, ya que eso le aseguraba que entre los cromos que compraba cada mañana no le salieran ninguno repetido.
Los lunes eran su día preferido porqué hacían su serie preferida en la televisión y su madre hacía…

the legend party

Barcelona es la ciudad de las personas, cita el cartel de las fiestas patronales de éste año, de su Santa Mercè.
A partir el cambio de siglo Barcelona se ha convertido en la ciudad innovadora, actual y cosmopolita que querían que fuera los intelectuales que la promovieron ya en los años 20 del siglo XX. Después de 50 años de represión, la cultura, las ideas y la creatividad de sus gentes ha despertado la curiosidad y la admiración de toda una nueva generación de individuos interesados en las vanguardias artísticas, humanas e idealistas.
Así mismo se ha avanzado a paso de bota de siete leguas en derechos e igualdad, con una política social y humana con la gestión de la izquierda socialista.
En el centro de BCN nació aproximadamente a finales de los 90 el “Gay eixample”, toda una zona alta dedicada a locales nocturnos y al comercio de temática gay primero y luego lésbica también, aunque ésta última de manera más tímida.
Abriría la primera sala de fiestas de más de 100m2 de ambiente lésbico:…